SurDH se solidariza con el pueblo de Naiguatá y con el activista Santiago Arconada

Caracas, 20 de abril de 2015

Comunicado SurDH

SurDH manifiesta su solidaridad con el pueblo del estado Vargas y con el activista por el derecho humano al agua, Santiago Arconada, quien fuera detenido de manera arbitraria el pasado 9 de abril de 2015, en el marco de una inspección a la cantera Conluvar, ubicada en la comunidad varguense de Naiguatá.

El estado Vargas ha sido víctima de una histórica escasez de agua y, en 1999, fue devastado por un deslave que causó cientos de muertes y miles de damnificados, además de tremendos daños de infraestructura. Desde entonces, su pueblo se ha empeñado en la reconstrucción de la zona.

El día 8 de abril se celebró una asamblea con presencia de autoridades nacionales y estadales en materia de agua potable y representantes de la comunidad de Naiguatá, que impulsan una lucha contra la cantera Conluvar. En la misma se acordó realizar, al día siguiente (09.04.15) una inspección a la sede de la Cantera. La misma está instalada en la cuenca del río que históricamente le ha surtido de agua a la comunidad. A esa asamblea acudió el ciudadano Santiago Arconada –militante histórico de la izquierda venezolana y pionero de la gestión comunitaria del agua en el país- como representante de Hidroven (empresa pública de agua potable), con el objetivo de impulsar la conformación de un Consejo Comunitario del Agua.

Los Consejos Comunitarios de Agua, son expresiones del autogobierno popular, surgidas en el marco de la Revolución Bolivariana e incorporadas en el Objetivo 3.4.1.4 del Plan de la Patria. Estos consejos, defienden la visión del agua como un derecho humano, en correspondencia con lo señalado en la Observación General Nº 15 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas y el legado del comandante Chávez, quien señaló que: “…El agua es un derecho humano que no puede ser privado; eso es propiedad social, de todos y en Venezuela el Estado se pone al frente y le responde al pueblo” (“Aló, Presidente” Nº 325).

La razón del rechazo de los habitantes de Naiguatá hacia la cantera (empresa mixta con participación accionaria del estado Vargas) es la afectación negativa del cauce natural del río Naiguatá, que les priva irremisiblemente de su fuente principal de agua potable. En vista de este argumento, se programó una inspección de las instituciones involucradas y representantes de la comunidad a la cantera, para e día siguiente.

El día 09.04.15, camino a la inspección, Santiago Arconada intentó mediar para que la comunidad accediera a nombrar 20 delegados que entraran a las instalaciones de la Cantera (la comunidad quería entrar en pleno y el Procurador del estado Vargas se oponía) y en ese marco expresó su sorpresa ante lo que a su juicio constituye un grave daño ecológico al cauce del río. Luego de tal acción, fue detenido por orden del Procurador del estado, Pedro Rodríguez: primero fue trasladado a la sede de la Policía de Vargas y luego al Sebin. Arconada fue puesto en libertad sin cargos en su contra.

De su testimonio se desprende que la detención obedeció a haber manifestado públicamente su rechazo a la cantera y su solidaridad con las exigencias del pueblo de Naiguatá, lo cual expresa una clara vulneración del derecho a la libertad personal, en el marco de una lucha colectiva por el derecho al agua.

En vista de esta situación, SurDH desea expresar que:

1. El derecho de los pueblos al agua está por encima de los intereses corporativos de una empresa; independientemente de que su composición accionaria incluya a la Gobernación del Estado. Por lo tanto, las circunstancias de su instalación deben ser investigadas y debe determinarse la magnitud del impacto de dicha cantera sobre la cuenca del Río Naiguatá.

2. La detención arbitraria del activista Santiago Arconada, debe ser investigada y sancionados sus responsables. En particular, debe aclararse la responsabilidad del Procurador del estado Vargas, Pedro Rodríguez.

3. Nuestra Red se solidariza con la comunidad de Naiguatá, con el pueblo del estado Vargas y con el activista Santiago Arconada, y nos mantenemos atentos al posterior desarrollo del caso.

Firman

Ana Graciela Barrios

Antonio González Plessmann

Cristóbal Cornieles

Lucrecia Hernández

María Paula Herrero

Pablo Fernández

Marieva Caguaripano

Equipo Promotor SurDH